Crisis Mundial – Globalización II

 

 

Serie Globalización

Extraída de la Sección Geopolítica de La Enciclopedia Latinoamericana

Actualizada a Abril 2009

glob2_anm2 

By Juan Chamero, Caece University at Buenos Aires, Argentine, April 25th 2009

 

Globalización II

Justicia Distributiva

 

liberty_statue

Estatua de La Libertad

 

Introducción

Algunas otras fuentes consultadas: Global Justice Now, Justicia Global Ahora; TradeJusticeCampaign, Campaña Justicia Comercio Mundial; Global Justice, Justicia Global, según Wikipedia.

 Es realmente muy difícil tratar de encontrar un credo común entre los distintos grupos que se oponen al actual sistema económico dominante y en particular a la Globalización. Por otra parte, como ya hemos analizado en nuestro artículo Globalidad I, están apareciendo grupos menos radicalizados aunque no por eso menos firmes, que sustentan que el problema no reside en la Globalización sino en su mal aprovechamiento.

 Un Mundo Justo

  Un mundo más justo, es sin lugar a dudas el tema central al que absolutamente nadie puede dejar de considerar. A su manera, las grandes corporaciones, también lo pretenden pero de la boca para afuera. Los defensores del neocapitalismo y los grandes ejecutivos de las grandes corporaciones internacionales están íntimamente convencidos, aunque se cuidan de decirlo públicamente, de que el que queda fuera del sistema y cae en la miseria es porque es realmente inferior, no está bien preparado para la lucha por la vida en las actuales condiciones.

Lo realmente cierto y alarmante es que de los 6.000 millones de personas que habitamos éste planeta 1.200 viven con menos de un dólar diario y que la tasa de “presión social”, definida como la relación entre los que más ganan a los que menos ganan dentro de una economía nacional, está adquiriendo niveles alarmantes para prácticamente todas las naciones de la tierra incluso las altamente desarrolladas.

Si en un país altamente desarrollado, los ejecutivos ganan en promedio 10.000 dólares al mes y la gran masa de la clase media de la PEA, Población Económicamente Activa, gana digamos 1.000 dólares mensuales, hay una presión social de valor 10 fuerte pero soportable en la medida que en el nivel inferior se puedan satisfacer las necesidades básicas con esos 1.000 dólares. Pero si por el contrario, tenemos un país en el que los ejecutivos ganan en promedio 10.000 dólares mensuales y la “clase media” se ha convertido ya en una “clase pobre” por ganar 100 dólares mensuales, hay una presión social prácticamente insoportable de 100 a 1 y esto se agrava aún más si con esos 100 dólares no se pueden satisfacer las necesidades humanas básicas.

Creemos que el ser humano es intrínsecamente desigual en cuanto a sus aspiraciones no en cuanto a sus talentos y no habría problema en que unos pocos acumulen demasiado capital en la medida que todos, absolutamente todos, puedan satisfacer sus necesidades básicas.

Nota: según el Banco Mundial el 18% de la humanidad vive debajo de la línea de pobreza, estimada en 2 dólares diarios

 

El concepto de Justicia Distributiva

El término “Justicia Distributiva” además de controvertida no es aún un concepto en el sentido de poseer un significado preciso. Presentamos aquí sus más significativas acepciones:

  • Realismo, según Kenneth Waltz: No hay obligación de ayudar al pobre, al menos que al hacerlo se cumpla un fin estratégico del Estado. El sistema “Estado” es una institución fundamental global y que no reconoce alternativas.
  • Particularismo: Michael Walzer: Es falsa la creencia en la universalidad de la moral, pues los estadnadares objetivos éticos varían de cultura a cultura y de sociedad a sociedad. No deberíamos aplicar el mismo criterio de justicia distributiva a los extranjeros que a los compatriotas. Y los Estados nacionales que expresan los sobreentendidos éticos compratidos por sus gentes son las instituciones apropiadas para administrar localmente las diferentes justicias.
  • Nacionalismo: David Miller: La justicia distributiva es un tema a ser tratado dentro de las naciones pero no necesariamente entre ellas. Y un sistema de Estados nacionales es el organizador apropiado de una justicia para todos, en sus grupos asociativos distintivos.  
  • Sociedad de Estados: John Rawls: Diferentes justicias se aplican a casos domésticos e internacionales. Aún si la justicia requiriera igualitarismo dentro de los Estados, ello no implicaría “entre ellos”. Un sistema de cooperación de Estados independientes sería la institución global justa. Rawls describe a este ideal como “utopía realista”.
  • Cosmopolitanismo: Peter Singer, Thomas Pogge, y Kai Nielsen: El Cosmopolitanismo sotiene que algunas formas de universalismo moral son ciertas, y por ello todos los humanos, y no simplemente compatriotas o co-ciudadanos, caen dentro del espectro de Justicia.

 

La condonación de la Deuda Externa

Les sugerimos ver nuestro ensayo sobre el tema. La conclusión, es que es absolutamente imposible de pagar de no cambiar las actuales reglas de juego de la distribución de la riqueza en el mundo. Consideramos que hay que pagar la Deuda Externa pero para ello hay que crear fuentes de trabajo. Sin trabajo hay miseria y a la larga genocidio, no solo para los desamparados sino para los ricos, pues el sistema deja de ser sustentable y muere, no hay consumo y el capital deja de generar más capital. Con trabajo hay vida, dignidad y ahorro, para pagar las deudas primero y para crecer en segunda prioridad.

Hay que imponer limitaciones al crecimiento del capital a costa de vitalidad

El concepto de capital ya está instaurado en nuestras culturas y no tiene demasiado sentido hablar de antinomias capital – trabajo. El capital ya sea real o virtual o de intercambio es una realidad necesaria. Lo inadmisible es que crezca a costa de vitalidad y a la larga de vidas. El crecimiento del capital a costa de vitalidad paralizará a la vida en la tierra y eso es lo que se conoce como “capitalismo salvaje”.

Han aparecido ideas interesantes para limitar al menos su especulación irracional yendo de allá para acá destruyendo fuentes de trabajo locales. Una de las más interesantes es la propuesta por el premio Nóbel de Economía James Tobin en el año 1972, conocida justamente como “Tasa Tobin” y promovida por ATTAC.  Lo realmente interesante y de futuro es que sería la semilla de un nuevo sistema de fiscalización internacional y a la larga, de redistribución de la riqueza. Es éste un claro ejemplo de lucha pacífica con posibilidades de crecimiento sostenido.

Desdichadamente, las organizaciones antisistema consideran a las Organizaciones Internacionales que canalizan y ordenan la actividad económica y comercial internacional son el principal enemigo. Creemos que es un enfoque incorrecto. Esas organizaciones hacen lo que pueden. Las soluciones no van a venir de esas organizaciones hacia las naciones sino desde las naciones hacia las organizaciones internacionales.

 Son los Estados Nacionales los que tienen que reaccionar

El verdadero poder de control sigue estando “todavía” en manos de los Estados Nacionales aunque hay que reconocer que hay una tendencia a pasar a manos de las grandes corporaciones. En las democracias hay que luchar políticamente para regular la acción de la economía desde sus gobiernos. Veamos lo que ocurre en nuestra región. Nuestros gobiernos tienen enormes e impagables Deudas Externas. Para seguir pagando sus servicios piden y piden vendiendo hasta “las joyas de la abuela”, endeudándose más y más, pero para seguir mal usando los créditos recibidos, sin siquiera tomar medidas económicas internas radicales. Al no tomarlas, están alimentando soluciones “radicalizadas” desde el seno de sus pueblos.

La Protección del Medio Ambiente, del Desarrollo Sustentable y de los Derechos Humanos forman parte de la estrategia de lucha pacífica con posibilidades de crecimiento sostenido y de éxito. Una semilla en la protección del medio ambiente son las medidas acordadas en la Cumbre de Kioto,  si bien son insuficientes para evitar el calentamiento global del planeta.

Los Derechos Humanos en cambio peligran, sobre todo si desgraciadamente entramos en una nueva guerra planetaria. Estados Unidos, país líder en esos derechos, podría sentirse inclinado a amordazarlos por cuestiones de seguridad, creando un clima de desconfianza y de segregación de minorías “sospechosas”. Este comportamiento podría dar señales de vía libre a los siempre latentes grupos totalitarios y fascistas de la región y del mundo en general, es decir, la llegada de la hora del sable y del águila sobre el apretón de manos y la paloma.

 Tags: Global Justice Now, justicia global, Trade Justice, Justicia Comercial, Mundo Justo, neocapitalismo, presión social, PEA, Población Económicamente Activa, Banco Mundial, Kenneth Waltz, Michale Walzer, David Muller, John Rawls, Peter Singer, Thomas Pogge, Kai Nielsen, deuda externa, condonación Deuda Externa, Ja,es Tobin, antisistema, Estados nacionales, Protección del Medio Ambiente, Cumbre de Kioto, Derechos Humanos, grupos totalitarios, grupos fascistas, attac

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: