Archive for the ‘migrations’ Category

Crisis Mundial – Globalización VII

mayo 18, 2009

 

Serie Globalización

Extraída de la Sección Geopolítica de La Enciclopedia Latinoamericana

Actualizada a Mayo  2009

 glob2_anm2

Por Juan Chamero, Caece University at Buenos Aires, Argentine, May 17th 2009

 Globalización VII

Realpolitik

Su visión a partir del 9/11

 

Esta entrada es una actualización de un artículo escrito poco después del ataque del 9/11. Lo dejamos tal como estaba salvo cambiar los tiempos verbales para hacer notar el transcurso del tiempo. Este hecho despierta globalmente una aletargada “Realpolitik” de finales de la larga “Guerra Fría”. Hemos agregado algunas definiciones y ejemplos de esta dura mega estrategia política.

En la figura de abajo se muestra un esquema del proyecto TIA, un claro intento de controlar la información del mundo auspiciado ya desde ese entonces por los sectores más “halcones” de Washington.  

TIA

Fuente: Sistema TIA, IAO, de Wikipedia

 

Decíamos Ayer

¿Estados Unidos o Una Coalición?

Los hechos del 9/11 dieron lugar a un cambio muy pronunciado en la política exterior de los Estados Unidos. Lo importante desde el punto de vista de la Realpolitik es la fuerza de éste cambio en términos mundiales. Se puso  en marcha un proyecto sobre el que se “invirtieron” alrededor de 600.000 millones de dólares, una masa de dinero suficiente como para eclipsar a otros proyectos políticos en curso. Este proyecto iba pues a condicionar a todos los otros proyectos nacionales y multinacionales en marcha y a todas las economías mundiales.

Estados Unidos ha preferido como estrategia global apoyar la legitimidad de su reacción en lo que en ese momento se denominó “La Coalición”, centrada fundamentalmente en Estados Unidos y en el decidido apoyo del Reino Unido. Una vez aprobado el programa operativo para La Segunda Guerra del Golfo, las Naciones Unidas por Resolución Número 1843 crea el IAMB, Consejo Internacional de Asesoramiento y Monitoreo. Este ente fue solo un formalismo inoperante. Más involucrado fue el CPA, Gobierno Provisional de la Coalición. Esta Coalición tendría su brazo militar en el MNF-I, La Fuerza Multinacional para Irak.

En ese momento creíamos que podíamos intentar predecir posibles futuros y cursos de acción. Por ejemplo dar respuesta a preguntas elementales tales como cuánto tiempo van a estar las tropas de la Coalición en el Golfo Pérsico y en sus alrededores: nos atrevimos a pronosticar que todo el tiempo que estimaran necesario los principales actores del proyecto, Estados Unidos y el Reino Unido. Los proyectos tienen inercias en función de sus masas y de sus cantidades de movimiento y las masas movilizadas en éste caso eran enormes. La inversión se fue concretando fundamentalmente en proyectos militares y de seguridad que contaron inicialmente con plena unanimidad en el frente interno de Estados Unidos y algo más limitada en el Reino Unido y con desconfianza en el resto de países miembros de la Coalición. Nadie podía imaginar en ese entonces que luego de semejante paso las tropas movilizadas iban a retornar prontamente a sus bases.

 ¿De la Unipolaridad hacia la bipolaridad?

 A toda acción le corresponde una reacción igual y contraria

Esto significó también que con alta probabilidad se iría formando, por reacción, un proyecto opuesto al proyecto Anglo-Americano, que iba a tener que movilizar también, en dinero y/o en “especies”, una masa similar. Esto significaba también que crecía la probabilidad de una Cuarta Guerra Mundial, si consideramos que la tercera fue la Guerra Fría. En oportunidad de esa tensa tercera guerra, las dos potencias hegemónicas o polos del mundo bipolar de esos entonces acumularon tanto poder bélico de destrucción masiva que si el enfrentamiento hubiera pasado de su etapa fría a la caliente no estaríamos aquí para contarlo. La tensión llegó a ser tan fuerte que uno de los polos, la ex Unión Soviética, se desintegró por si sola en forma espontánea, aparentemente en la cúspide de su poder político y militar.

A partir de allí, quedó el mundo con una desorientada unipolaridad que siguió creciendo, por inercia y por ausencia de oposición, en poder económico, en poder financiero y en tecnología, dando lugar a lo que hoy conocemos como Globalización y a la exacerbación de formas patológicas de capitalismo.

 

Los actores de las guerras son funcionalmente siempre los mismos

Tenemos hoy (en tiempos del 9/11) un mundo mucho más informado y con depósitos llenos de armas convencionales y de destrucción masiva que supuestamente fueron construidas para ser “usadas”. Estados Unidos se vio tentado a seguir sustentando una peligrosa “unilateralidad” y por cuestiones de seguridad intentó, sin mucho éxito hasta ahora, controlar el armamento del mundo. Dentro de éste complejo, sombrío y poco estudiado panorama geopolítico, nos íbamos a encontrar con actores e intereses de todo tipo que no son nuevos. En efecto, el papel que en las dos primeras guerras mundiales desempeñaban los grandes empresarios de armamentos y de productos químicos industriales, tales como Krupp y Bayer en Alemania,  los vamos a ver representados hoy por grandes corporaciones como Microsoft y Novartis respectivamente, y desde el lado de las reacciones populares extremas vamos a ver al sabotaje y a los anarquistas reemplazados por el terrorismo.

Hacia un Orden Mundial compartido

 Hoy (en tiempos del 9/11), salvo apoyos nacionales erráticos, débiles y circunstanciales, puede decirse que no hay naciones ni pueblos que se opongan abiertamente al proyecto Anglo-Americano pero creo que es muy probable que se vaya formando un bloque antagónico cada vez más visible, un segundo polo que restablezca una “entente” mundial más equilibrada y justa, que podría llegar a ser la semilla de un nuevo orden mundial, pero diferente del “Nuevo Orden Internacional” (NWO, Nuevo Orden Mundial) imaginado por George W. Bush padre durante su presidencia, centralizado en Estados Unidos, pues ello no sería ya posible en un Mundo Uno. Hoy, estamos en presencia de una verdadera “guerra asimétrica”, con Estados Nacionales por un lado y por el otro grupos y bandas armadas, terroristas y no terroristas. La Coalición – o su metamorfosis- debe entender que con o sin terrorismo, se va a formar al menos un segundo polo de opinión mundial  – casi podríamos decir que ya se estaba formando previo a los hechos detonantes del 9/11- y que la formación de un segundo polo visible es infinitamente mejor que un escenario de guerra asimétrica, de pánico generalizado y sin nadie visible a quien enfrentar.

 Sería un error que la Coalición piense – e influya en la Opinión Pública del mundo Occidental para que comparta su pensamiento –  que el estar cobijados bajo un mundo unipolar asegura la libertad, la racionalidad, y la ética y por el contrario: en el resto del mundo, fuera de ese cobijo, espera la intemperie, la barbarie, la irracionalidad, la esclavitud. Esa Coalición ha querido convencerse que piensa y difunde como paradigma que lucha por la superación de la especia humana en contra de los que buscan el retorno a la edad de piedra. Por otra parte, la guerra asimétrica juega a favor del terrorismo, que por su invisibilidad, convierte a cada terrorista en un soldado tremendamente eficiente. Un ejemplo, el terror provocado por el ántrax, donde unas pocas personas enviando unos pocos sobres con o sin esporas de ántrax produjeron escenas de pánico colectivo y pérdidas económicas multimillonarias, en una relación de varias decenas de mil a uno.

Decimos Hoy

La realpolitik nos plantea un problema moral y ético. A la corta o a la larga la política fundamentada en el principio cínico de “el fin justifica los medios” – véase “Consecuencialismo”- toca las fibras más íntimas de nuestro ser y pone en tela de juicio la unidad de nuestra conciencia y la coherencia de nuestra conducta: una moral como individuo y otra como eventual líder o gobernante.

Una cuidadosa lectura de los hechos de famosos políticos expertos en realpolitik: Nicolás Maquiavelo, El Primer Ministro Chanakya del Imperio Maurayana denominado el “Maquiavelo Hindú”, el Cardenal Duque Richelieu –Armand Jean du Plessis de Richelieu- Primer Ministro del Rey Luis XIII de Francia, el Primer Canciller alemán Otto von Bismarck, Adolf Hitler, el Primer Ministro británico Neville Chamberlain, Henry Alfred Kissinger y de la lectura de obras de intelectuales que no solo la justifican sino que la consideran un arte político necesario para la evolución y supervivencia humana, tales como: John Stuart Mills, Jeremy Bentham, Peter Singer, Philip Noel Pettit, y Shelly Kagan, nos hace reflexionar y hasta podría producirnos un fuerte sentimiento de rechazo.

Veamos algunos ejemplos de acotaciones de Henry Kissinger:

  • Los soldados son animales estúpidos usados como peones (se supone de ajedrez) en política exterior;
  • La mayor parte de las políticas exteriores a lo largo de la historia y de cualquier país, han sido pensadas e instrumentadas por líderes que se oponían a los argumentos de los expertos;
  • Lo ilegal lo hacemos en forma inmediata. Lo inconstitucional toma un poco más de tiempo;
  • En clara referencia a Chile, gobierno de Salvador Allende): No veo por qué debemos quedamos parados observando como un país marcha hacia el comunismo a causa de la irresponsabilidad de su propia gente. Hay temas que son demasiado importantes como para que los decidan los votantes;
  • Aún un paranoico tiene enemigos reales;
  • Me encanta mirar la TV alemana haciéndome un reportaje, pues finalmente puedo hablar sin acento. Y me escucho como hablando con acento sueco;
  • ¡El poder es el mejor afrodisíaco!;
  • Nadie podrá ganar la batalla de los sexos. Hay demasiada fraternidad con el enemigo;

 Algunos interrogantes comunes

  • ¿El crecimiento conjunto y armonioso de adversarios reales o potenciales seria sistemáticamente posible?; Según la realpolitik, a la larga o a la corta, hay que exterminar a los más débiles y/o potencialmente peligrosos.
  • ¿La moral y los principios morales serian un lastre en la política?. Por lo que nos dicen o dan a entender  la “historia oficial” y los medios, respectivamente influenciados por los victoriosos de turno, sí son efectivamente un lastre. Desafortunadamente si el ganador es el que permanece y el perdedor el que física o virtualmente desaparece no hay manera de analizar qué hubiera sucedido si el cinismo hubiera sido reemplazado por la comprensión y la compasión.
  • ¿Es realmente mucho más difícil ser bueno que malo?. Todo parece indicar que sí y esto lleva agua al molino del “Consecuencialismo” implícito en el fin justifica los medios: el hombre sería una bestia Hobbiana que al decir de Bentham: busca maximizar la felicidad y minimizar la pena.
  • ¿Es coherente ser buena persona como individuo y mala persona como líder?. No es coherente pero si un comportamiento demasiado frecuente en política.
  • Una típica descarga de conciencias sería: Lo que es bueno para “mi gente”, “mis amigos”, aunque malo para mis adversarios y enemigos ¿lo hago o no lo hago?. Si lo hago, a la larga mi gente se va a poner contenta, mas si no lo hago mi gente va a comenzar a desconfiar de mi conducción y mis enemigos se envalentonarán. Una actitud distinta podría ser: si por comprensión y compasión decido no hacerlo podría intentar justificar mi decisión ante mi gente y amigos e incluso podría estar preparado para disuadir los avances y envalentonamientos de los enemigos. ¿Podría ser este un razonamiento “a lo Obama”?

 Consecuencialismo

El consecuencialismo propone que una acción moralmente correcta sería aquella que produce un “buen” resultado, a diferencia de la “deontología” que propone que lo correcto o incorrecto de una acción deriva no del resultado sino del carácter del acto en sí mismo. También se diferencia de la “ética de la virtud” centrada en el carácter del agente  más que en la naturaleza o la consecuencia de la acción. Veamos un ejemplo: Mentir. El consecuencialismo arguye que mentir está mal por las consecuencias negativas del acto. La deontología podría argüir que mentir es siempre incorrecto, independientemente de potenciales bondades derivadas de mentir. Finalmente, un partidario de la ética de la virtud argüiría que  la simple decisión de estar dispuesto a mentir habla del carácter –incorrecto- de la persona y de su comportamiento moral.

Política del Poder

ES un término afín y a veces confundido con realpolitik. Es un modelo de relaciones internacionales “pre-beligerante” y de atemorización mutua entre naciones, un decir “aquí estamos nosotros” mediante señales las más de las veces amenazantes y priorizando los interés nacionales sobre los de los demás. Ejemplos de estas amenazas son: amenaza nuclear, bacteriológica, hambrunas, exageradas militarizaciones de fronteras, guerras e invasiones preventivas pretextando problemas de seguridad nacional,  sanciones económicas,  maniobras y campañas extorsivas internacionales, operaciones encubiertas, siembra de guerras asimétricas, fomentar directa e indirectamente que los potenciales enemigos se desangren, “pase de la pelota” eludiendo posibilidades de mayor confrontación, y muchas variantes derivadas de la “guerra fría”.

Noopolitik

Finalmente tenemos este neologismo surgido en los albores de la Sociedad de la Información sustentada en redes. Aconsejamos leer al respecto el trabajo The Emergence of Noopolitik – Toward an American, Information Strategy, Emergencia de la Noopolítica Hacia una Estrategia Informativa para Estados Unidos de América, de John Arquilla, experto en Redes Militares y David Ronfeldt, preparado para el Departamento de Defensa de Estados Unidos como propuesta de Sistema Informativo de los Estados Unidos de América, año 1999, por la Organización RAND.

Fundamentalmente trata del dominio y control del Ciberespacio y de las distintas formas, tácticas y estrategias de las guerras informáticas –i-wars-. Ver también el proyecto TIA, Total Information Awareness, Sistema de Detección Total de la Información del Ciberespacio, de la IAO, Information Awareness Office, Oficina de Detección Total de la Información, perteneciente a DARPA, Agencia de Proyectos Avanzados Para la Defensa Nacional (Estados Unidos de América), madre de la actual Internet.

Tags: realpolitik, guerra fría, entente, TIA, halcones de Washington, darpa, dod, IAO, La Coalición, iamb, naciones unidas, cpa, gobierno provisional de la coalición, MNF-I, fuerza multinacional para Irak, segunda geurar del golfo pérsico, bipolaridad, unipolaridad, tercera guerra mundial, mundo bipolar, armas convencionales, armas de destrucción masiva, krupp, bayer, microsoft, novartis, nwo, nuevo orden mundial, mundo uno, bandas armadas, ántrax, pánico colectivo, consecuencialismo, maquiavelo, chanakya, maquiavelo hindú, cardenal Richelieu, Otto von Bismarck. Bismarck, adolf hitler, Neville Chamberlain, Henry Kissinger, John Stuart Mills, Jeremy Bentham, Peter Singer, Philip Pettit, Shelly Kagan, Salvador Allende, principios morales, hobbes, hobbiana, Obama, deontología, ética de la virtud, política del poder, amenzaza nuclear, amenaza bacteriológica, hambrunas, militarización de fronteras, pase de pelota, sanciones económicas, campañas extorsivas internacionales, noopolitik, john Arquilla, david Ronfeldt, rand, rand organization, organización Rand, i-wars,

Crisis Mundial – Globalización V

mayo 12, 2009

 

 

Serie Globalización

Extraída de la Sección Geopolítica de La Enciclopedia Latinoamericana

Actualizada a Mayo  2009

 glob2_anm2

By Juan Chamero, Caece University at Buenos Aires, Argentine,May 10th  2009

Globalización V

El hombre de Neanderthal versus el hombre de Cro-Magnon

Genocidios

dna_man

evol_skull

 Una serie de Divulgación científica

A pocos días del pavoroso atentado del 11 de septiembre estaba en el gimnasio practicando una milenaria rutina, el Ba Duan Jin, que hace a la ecuanimidad psicofísica y que requiere justamente un ambiente sereno, ecuánime. Estaba encendida la TV, algo absolutamente desaconsejable pero que es un lugar común de nuestra cultura, hacer algo y simultáneamente escuchar o ver un programa, hecho siempre para llamar nuestra atención. Como había otra gente practicando no tuve más remedio que ver por TV lo que se estaba pasando en ese momento. Afortunadamente era una serie del Discovery Channel que se refería a la coexistencia de dos culturas, la del hombre de Neanderthal y la del hombre de Cro-Magnon, algo que siempre me apasionó. La práctica del Ba Duan Jin requiere que no nos “enganchemos” en distracciones, es decir, dejarlas “pasar”. Eso se llama wu- wei, literalmente dejar pasar en Chino. En situaciones similares las distracciones no me afectaban y todo lo que miraba pasaba sin prácticamente dejar rastro en mi conciencia.

No obstante, ya sea por la sensación de angustia que todos estamos viviendo -actualmente estoy residiendo en USA con mi familia- o por algún mensaje particularmente singular, la escena me atrapó, pasando la práctica a un segundo plano. Me puse a pensar acerca de cuál sería el mensaje que me estaba inquietando tanto como para incluso acelerar mi ritmo cardíaco. Era algo que estaba empezando a intuir y deseaba comunicarlo a otras personas.

 El hombre de Neanderthal versus el hombre de Cro-Magnon

 El hombre de Neanderthal era una especie humana que pobló la tierra hace 40.000 a 100.000 años atrás, que dejó de existir aunque coexistió con el hombre de Cro-Magnon, del cual nosotros seríamos sus descendientes con el nombre de “hombre moderno”. Aunque esto no sea exactamente preciso desde el punto de vista científico, lo que se sabe a ciencia cierta es que ambas especies difieren genéticamente pese a ser ambas muy desarrolladas desde el punto de vista de su evolución cerebral: ambas podrían haber sido el ancestro colectivo de lo que hoy somos, el “homo sapiens sapiens” o simplemente humano ó homo sapiens. El hecho es que el hombre de Neanderthal desaparece, según la serie sugería, exterminado por el hombre de Cro-Magnon.

 ¿Qué tenía el hombre de Cro-Magnon de superior?. Aparentemente no mucho: las inteligencias eran similares y hasta podría decirse que para algunas situaciones analizadas por los antropólogos era superior la del hombre de Neanderthal, pero el hombre de Cro-magnon tenía una superior capacidad de socialización y/o de comunicación y recientemente algunos antropólogos cifran su supervivencia en su base alimentaria de pescados en lugar de carnes rojas.

 Discovery Channel es un lugar de excelencia en cuanto a divulgación científica y no me consta ni creo que el tema haya sido activado en éstas circunstancias dramáticas, pero lo que estaba viendo me impresionó como un mensaje peligroso y más aún en un momento que se habla de choque de culturas (ver en nuestros informes anteriores las referencias sobre Samuel P. Huntington (The Clash of Civilizations).

 Tengamos cuidado con las analogías y estemos prevenido con mensajes de supuestas superioridades. “Ex – antes” de la hipotética confrontación entre el hombre de Neandertal y el hombre de Cro-Magnon, ¿quién hubiera podido adivinar quién iba a ser el vencedor?. Además, en éste caso estamos hablando de un conflicto que hipotéticamente podría extenderse a un enfrentamiento cultural dentro de la misma especie y en el cual, por la masa y poder de los actores, cualquier victoria sería seguramente una “victoria a lo Pirro”, con la posible extinción de la especie humana.

 ¿Las culturas inevitablemente chocan o se compenetran?

 Tenemos el ejemplo positivo de dos culturas muy disímiles, -dentro de la misma especie humana -, la Occidental y la del Lejano Oriente, que pese a sus diferencias culturales, se están comprendiendo e ínter penetrando cada día en mayor grado. Las diferencias, explicitadas por pensadores y filósofos durante las últimas décadas del siglo XX, eran tales que a los intelectuales del Lejano Oriente se les hacía cuesta arriba entender a Aristóteles o a Platón y ocurría algo similar a los intelectuales de Occidente para entender el a Lao Tsé o a los maestros Zen, siendo ambos entendimientos cruciales para una mutua comprensión cultural. 

Hoy estamos ante un posible enfrentamiento con otra cultura de la cual conocemos muy poco, menos que sobre la del Lejano Oriente: la cultura Islámica. Nuestra ignorancia al respecto es lamentable. Miremos cualquier libro de Historia Universal y veamos qué porcentaje le dedica  a ésta cultura. Hasta antes de la Segunda Guerra Mundial ocurría algo similar con las culturas China y Japonesa: se le dedicaba a la historia de esos pueblos unas pocas páginas, 1% a la prehistoria, otro 1% a la historia de China Japón y a otros países de la región y el restante 92% dedicado a Europa y algo de América. Dentro de éste panorama de ignorancia, el Islam ocupa menos de ese espacio, siendo una cultura que le disputó durante siglos la hegemonía a Occidente y que solo en España dominó por espacio de 8 siglos.

 ¿Qué sabemos del Islam?

 Poco y nada. Hoy Occidente se está asentando en lo religioso y en ese sentido, al menos sus dos grandes religiones están empezando a entenderse, el Cristianismo y el Judaísmo. Casi me atrevería a decir que son tres las corrientes religiosas que se están  compenetrando, Cristianismo, Judaísmo y Ateísmo racional al cual con ciertas licencias podríamos considerar como religión. Tal es así que hoy es lugar común hablar de las raíces  judeo cristianas de nuestra civilización y así nos tildan con ira los musulmanes radicalizados.

Al respecto, debemos plantearnos seriamente cuáles son en realidad nuestras diferencias culturales con el Islam, profundizar en ellas y elaborar un modelo de coexistencia pacífica y porqué no, de compenetración cultural. Esto es, sin dudarlo, una necesidad en grado esencial pues si aspiramos a conservar todas las especies vivas del planeta, desde un hongo hasta nuestras mascotas, sería peligrosamente irracional alimentar un pensamiento de confrontación, de dominio o de exterminio de semejantes por diferencias culturales.

¿Hemos olvidado el horror de las guerras?

Mientras no seamos tan salvajes como para destruir nuestras redes de comunicaciones, aprovechemos al máximo las posibilidades que nos brindan y leamos en la Web sobre el horror de las guerras, lo que hemos hecho nosotros o nuestros padres en las últimas guerras, a fin de comprender los extremos peligrosos a los que puede llegar el hombre exacerbado.

 No repliquemos al horror con el horror pues eso nos conducirá a la extinción de la especie humana. Es función de todos establecer diálogos y de hacer conocer tanto lo bueno como lo malo aunque lo primero no sea “noticia” ni “negocio” y de identificar a los intereses que pueden interferir con los procesos del entendimiento mutuo. Al respecto, escuché el otro día a un comentarista diciendo en una radio de Miami que debajo de Jesús y de Mahoma corren ríos de petróleo. Ese es un caso concreto de interés.

Hay que identificar lo que queremos, lo que quieren las mayorías

 Hoy no me cabe duda de que la inmensa mayoría de los cristianos quieren la paz y que jamás ha pasado por las mentes del cristiano común un enfrentamiento genocida con el Islam y tampoco me cabe duda de que la inmensa mayoría del pueblo judío quiere vivir en paz con sus vecinos árabes y que la inmensa mayoría de los musulmanes rechaza un enfrentamiento suicida del tipo Jihad versus Cruzados, algo que solo pasa por las mentes calenturientas de unos poco (ver al respecto Jihad versus Cruzada en El Andalus, como ideología guerrera)

Si nos dejamos llevar por mentes exaltadas impulsadas por mezquinos intereses nos vamos a ver todos enfrascados en una guerra total que no queremos. En números, hay hoy 1300 millones de cristianos y 1.100 millones de musulmanes y ambos mega pueblos están cultural, política y geográficamente ínter penetrados. Por ejemplo, en Latinoamérica hay unos 6 millones de musulmanes y otro tanto en Estados Unidos y a su vez, en los países de mayorías musulmanas, hay al menos 50 millones de cristianos, judíos y de otras religiones.

El Siglo XX ha sido el Siglo de los Genocidios

Oremos fervientemente: ¡Nunca más!

 next_step_gas_chamber

Del sitio Web La Guía Maestra del Holocausto

Nota de la Redacción: Estuve tentado de no  poner esta imagen tan terrible denominada “Los últimos Pasos” del artista – víctima – testigo David Olere. Representa los últimos pasos de tres personas destinadas a morir asesinados en las cámaras de gas ayudándose entre si para el postrer sacrificio. Decidí ponerla para que cale hondo en nuestras mentes y nos reitere en un grito de NUNCA MÁS!.

El siglo XX nos ha dejado un fuerte sabor amargo. Ha sido un siglo de genocidios, raciales, políticos, económicos y religiosos, un siglo que ha amalgamado en forma indecente el rutilante progreso técnico científico con los más perversos genocidios y las más perversas violaciones a los más elementales derechos humanos. Invitamos al lector a recorrer una serie de lugares que hemos escogido en Internet sobre éste tema.

 Infórmese y vea que los genocidios no tienen demasiado que ver con derechas o izquierdas sino con el propósito perverso de consolidar el poder en manos de unos pocos, sean estos de “derecha” o de “izquierda” y de cualquier religión.

El nazismo eliminó a más de 20 millones de personas, pero el comunismo no se quedó corto eliminando a unos 60 millones de “disidentes”, aunque en ese total hay 35 millones de Chinos. Al respecto, quién no ha escuchado cínicos comentarios tales como “después de todo  los Chinos son muchos y además están habituados a coexistir con la muerte”.

 

Algunas estadísticas tenebrosas que hemos extraído de Internet

Alemania Nazi (El Holocausto –  La Shoah): 21 millones: judíos, rehenes, prisioneros de guerra, gitanos, homosexuales, disidentes, religiosos

Se calcula que murieron víctimas de este exterminio 6 millones de judíos, aparte de unos 800.000 gitanos, 4 millones de prisioneros de guerra soviéticos o víctimas de la ocupación (fueron también objeto de exterminio sistemático), polacos e individuos calificados de asociales de varias nacionalidades (presos políticos, homosexuales, discapacitados físicos o psíquicos, delincuentes comunes, etc.). La exactitud de las cifras de muertos es dudosa, pero las aproximaciones oficiales son las siguientes:

polacos judíos (15,56 %) y no judíos (13,78 %)

alemanes judíos (13,33 %)

eslavos ( 26,66 %)

prisioneros de guerra soviéticos (17,78 %)

gitanos ( 3,56 %), y alemanes «arios» opositores políticos (generalmente personas con ideas de *izquierda y librepensadores) (6,67 %)

discapacitados (1,34 %)

homosexuales (1,12 %)

Comunismo Soviético (Gulag): Rusia: 15 millones de “disidentes”, rebeldes, minorías étnicas, religiosos

Comunismo Chino: Campos concentración China: 35 millones de “disidentes”,rebeldes,  minorías étnicas, religiosos

Japón: 6 millones de Chinos y de otros países de Asia

Turquía: asesinato de 1,9 millones de Armenios cristianos

Cambodia: 2 millones asesinados por el Kmher Rouge

Corea del Norte: 2 millones

África: 1,7 millones, por supremacías tribales y políticas

Afganistán: 1,5 millones

Vietnam: 1 millón

Europa del Este: 1 millón

Polonia: 1,6 millones por “depuración étnica”

Pakistán: 1,5 millones por motivos religiosos

Mariscal Tito  en Yugoslavia: 1,2 millones, para mantener a Yugoslavia “unida”

Rwanda: “politicidio”, sin cifras

Bosnia: sin cifras

Croacia: sin cifras

 Sitios recomendados

Tags: genocidio, Neanderthal, cro-magnon, genocidios, shoah, discovery channel, Ba duan jin, choque de civilizaciones, Samuel P Huntington, The clash of civilizations, homo sapiens, homo sapiens sapiens, humano, hombre moderno, capacidad de socialización, capacidad de comunicación, choque de culturas, Lao Tse, maestros zen, victoria a lo pirro, lejano oriente, islam, el andalus, jihad, cruzadas, jihad versus cruzadas, jihad versus cruzados, judeo cristianismo, judeo critianos, jihad, cruzadas, Jesús. Mahoma, ríos de petróleo, ideología guerrera, siglo de los genocidios, la guía maestra del holocausto, holocausto, davis olere, nazismo, exterminio, cámaras de gases, Alemania nazi, polacos judíos, alemanes judíos, prisioneros de guerra, gitanos, exterminio de librepensadores, gulag, comunismo chino, armenios cristianos,  rwanda, bosnia, Croacia, temeber.org, la memoria, centro simón Wiesentahl, simón wiesentahl, genocidio en el mundo, museo a la memoria del holocausto, Juan pablo II, perdón de Juan pablo II, museo de genocidios,


A %d blogueros les gusta esto: