Posts Tagged ‘Peter Singer’

Crisis Mundial – Globalización VII

mayo 18, 2009

 

Serie Globalización

Extraída de la Sección Geopolítica de La Enciclopedia Latinoamericana

Actualizada a Mayo  2009

 glob2_anm2

Por Juan Chamero, Caece University at Buenos Aires, Argentine, May 17th 2009

 Globalización VII

Realpolitik

Su visión a partir del 9/11

 

Esta entrada es una actualización de un artículo escrito poco después del ataque del 9/11. Lo dejamos tal como estaba salvo cambiar los tiempos verbales para hacer notar el transcurso del tiempo. Este hecho despierta globalmente una aletargada “Realpolitik” de finales de la larga “Guerra Fría”. Hemos agregado algunas definiciones y ejemplos de esta dura mega estrategia política.

En la figura de abajo se muestra un esquema del proyecto TIA, un claro intento de controlar la información del mundo auspiciado ya desde ese entonces por los sectores más “halcones” de Washington.  

TIA

Fuente: Sistema TIA, IAO, de Wikipedia

 

Decíamos Ayer

¿Estados Unidos o Una Coalición?

Los hechos del 9/11 dieron lugar a un cambio muy pronunciado en la política exterior de los Estados Unidos. Lo importante desde el punto de vista de la Realpolitik es la fuerza de éste cambio en términos mundiales. Se puso  en marcha un proyecto sobre el que se “invirtieron” alrededor de 600.000 millones de dólares, una masa de dinero suficiente como para eclipsar a otros proyectos políticos en curso. Este proyecto iba pues a condicionar a todos los otros proyectos nacionales y multinacionales en marcha y a todas las economías mundiales.

Estados Unidos ha preferido como estrategia global apoyar la legitimidad de su reacción en lo que en ese momento se denominó “La Coalición”, centrada fundamentalmente en Estados Unidos y en el decidido apoyo del Reino Unido. Una vez aprobado el programa operativo para La Segunda Guerra del Golfo, las Naciones Unidas por Resolución Número 1843 crea el IAMB, Consejo Internacional de Asesoramiento y Monitoreo. Este ente fue solo un formalismo inoperante. Más involucrado fue el CPA, Gobierno Provisional de la Coalición. Esta Coalición tendría su brazo militar en el MNF-I, La Fuerza Multinacional para Irak.

En ese momento creíamos que podíamos intentar predecir posibles futuros y cursos de acción. Por ejemplo dar respuesta a preguntas elementales tales como cuánto tiempo van a estar las tropas de la Coalición en el Golfo Pérsico y en sus alrededores: nos atrevimos a pronosticar que todo el tiempo que estimaran necesario los principales actores del proyecto, Estados Unidos y el Reino Unido. Los proyectos tienen inercias en función de sus masas y de sus cantidades de movimiento y las masas movilizadas en éste caso eran enormes. La inversión se fue concretando fundamentalmente en proyectos militares y de seguridad que contaron inicialmente con plena unanimidad en el frente interno de Estados Unidos y algo más limitada en el Reino Unido y con desconfianza en el resto de países miembros de la Coalición. Nadie podía imaginar en ese entonces que luego de semejante paso las tropas movilizadas iban a retornar prontamente a sus bases.

 ¿De la Unipolaridad hacia la bipolaridad?

 A toda acción le corresponde una reacción igual y contraria

Esto significó también que con alta probabilidad se iría formando, por reacción, un proyecto opuesto al proyecto Anglo-Americano, que iba a tener que movilizar también, en dinero y/o en “especies”, una masa similar. Esto significaba también que crecía la probabilidad de una Cuarta Guerra Mundial, si consideramos que la tercera fue la Guerra Fría. En oportunidad de esa tensa tercera guerra, las dos potencias hegemónicas o polos del mundo bipolar de esos entonces acumularon tanto poder bélico de destrucción masiva que si el enfrentamiento hubiera pasado de su etapa fría a la caliente no estaríamos aquí para contarlo. La tensión llegó a ser tan fuerte que uno de los polos, la ex Unión Soviética, se desintegró por si sola en forma espontánea, aparentemente en la cúspide de su poder político y militar.

A partir de allí, quedó el mundo con una desorientada unipolaridad que siguió creciendo, por inercia y por ausencia de oposición, en poder económico, en poder financiero y en tecnología, dando lugar a lo que hoy conocemos como Globalización y a la exacerbación de formas patológicas de capitalismo.

 

Los actores de las guerras son funcionalmente siempre los mismos

Tenemos hoy (en tiempos del 9/11) un mundo mucho más informado y con depósitos llenos de armas convencionales y de destrucción masiva que supuestamente fueron construidas para ser “usadas”. Estados Unidos se vio tentado a seguir sustentando una peligrosa “unilateralidad” y por cuestiones de seguridad intentó, sin mucho éxito hasta ahora, controlar el armamento del mundo. Dentro de éste complejo, sombrío y poco estudiado panorama geopolítico, nos íbamos a encontrar con actores e intereses de todo tipo que no son nuevos. En efecto, el papel que en las dos primeras guerras mundiales desempeñaban los grandes empresarios de armamentos y de productos químicos industriales, tales como Krupp y Bayer en Alemania,  los vamos a ver representados hoy por grandes corporaciones como Microsoft y Novartis respectivamente, y desde el lado de las reacciones populares extremas vamos a ver al sabotaje y a los anarquistas reemplazados por el terrorismo.

Hacia un Orden Mundial compartido

 Hoy (en tiempos del 9/11), salvo apoyos nacionales erráticos, débiles y circunstanciales, puede decirse que no hay naciones ni pueblos que se opongan abiertamente al proyecto Anglo-Americano pero creo que es muy probable que se vaya formando un bloque antagónico cada vez más visible, un segundo polo que restablezca una “entente” mundial más equilibrada y justa, que podría llegar a ser la semilla de un nuevo orden mundial, pero diferente del “Nuevo Orden Internacional” (NWO, Nuevo Orden Mundial) imaginado por George W. Bush padre durante su presidencia, centralizado en Estados Unidos, pues ello no sería ya posible en un Mundo Uno. Hoy, estamos en presencia de una verdadera “guerra asimétrica”, con Estados Nacionales por un lado y por el otro grupos y bandas armadas, terroristas y no terroristas. La Coalición – o su metamorfosis- debe entender que con o sin terrorismo, se va a formar al menos un segundo polo de opinión mundial  – casi podríamos decir que ya se estaba formando previo a los hechos detonantes del 9/11- y que la formación de un segundo polo visible es infinitamente mejor que un escenario de guerra asimétrica, de pánico generalizado y sin nadie visible a quien enfrentar.

 Sería un error que la Coalición piense – e influya en la Opinión Pública del mundo Occidental para que comparta su pensamiento –  que el estar cobijados bajo un mundo unipolar asegura la libertad, la racionalidad, y la ética y por el contrario: en el resto del mundo, fuera de ese cobijo, espera la intemperie, la barbarie, la irracionalidad, la esclavitud. Esa Coalición ha querido convencerse que piensa y difunde como paradigma que lucha por la superación de la especia humana en contra de los que buscan el retorno a la edad de piedra. Por otra parte, la guerra asimétrica juega a favor del terrorismo, que por su invisibilidad, convierte a cada terrorista en un soldado tremendamente eficiente. Un ejemplo, el terror provocado por el ántrax, donde unas pocas personas enviando unos pocos sobres con o sin esporas de ántrax produjeron escenas de pánico colectivo y pérdidas económicas multimillonarias, en una relación de varias decenas de mil a uno.

Decimos Hoy

La realpolitik nos plantea un problema moral y ético. A la corta o a la larga la política fundamentada en el principio cínico de “el fin justifica los medios” – véase “Consecuencialismo”- toca las fibras más íntimas de nuestro ser y pone en tela de juicio la unidad de nuestra conciencia y la coherencia de nuestra conducta: una moral como individuo y otra como eventual líder o gobernante.

Una cuidadosa lectura de los hechos de famosos políticos expertos en realpolitik: Nicolás Maquiavelo, El Primer Ministro Chanakya del Imperio Maurayana denominado el “Maquiavelo Hindú”, el Cardenal Duque Richelieu –Armand Jean du Plessis de Richelieu- Primer Ministro del Rey Luis XIII de Francia, el Primer Canciller alemán Otto von Bismarck, Adolf Hitler, el Primer Ministro británico Neville Chamberlain, Henry Alfred Kissinger y de la lectura de obras de intelectuales que no solo la justifican sino que la consideran un arte político necesario para la evolución y supervivencia humana, tales como: John Stuart Mills, Jeremy Bentham, Peter Singer, Philip Noel Pettit, y Shelly Kagan, nos hace reflexionar y hasta podría producirnos un fuerte sentimiento de rechazo.

Veamos algunos ejemplos de acotaciones de Henry Kissinger:

  • Los soldados son animales estúpidos usados como peones (se supone de ajedrez) en política exterior;
  • La mayor parte de las políticas exteriores a lo largo de la historia y de cualquier país, han sido pensadas e instrumentadas por líderes que se oponían a los argumentos de los expertos;
  • Lo ilegal lo hacemos en forma inmediata. Lo inconstitucional toma un poco más de tiempo;
  • En clara referencia a Chile, gobierno de Salvador Allende): No veo por qué debemos quedamos parados observando como un país marcha hacia el comunismo a causa de la irresponsabilidad de su propia gente. Hay temas que son demasiado importantes como para que los decidan los votantes;
  • Aún un paranoico tiene enemigos reales;
  • Me encanta mirar la TV alemana haciéndome un reportaje, pues finalmente puedo hablar sin acento. Y me escucho como hablando con acento sueco;
  • ¡El poder es el mejor afrodisíaco!;
  • Nadie podrá ganar la batalla de los sexos. Hay demasiada fraternidad con el enemigo;

 Algunos interrogantes comunes

  • ¿El crecimiento conjunto y armonioso de adversarios reales o potenciales seria sistemáticamente posible?; Según la realpolitik, a la larga o a la corta, hay que exterminar a los más débiles y/o potencialmente peligrosos.
  • ¿La moral y los principios morales serian un lastre en la política?. Por lo que nos dicen o dan a entender  la “historia oficial” y los medios, respectivamente influenciados por los victoriosos de turno, sí son efectivamente un lastre. Desafortunadamente si el ganador es el que permanece y el perdedor el que física o virtualmente desaparece no hay manera de analizar qué hubiera sucedido si el cinismo hubiera sido reemplazado por la comprensión y la compasión.
  • ¿Es realmente mucho más difícil ser bueno que malo?. Todo parece indicar que sí y esto lleva agua al molino del “Consecuencialismo” implícito en el fin justifica los medios: el hombre sería una bestia Hobbiana que al decir de Bentham: busca maximizar la felicidad y minimizar la pena.
  • ¿Es coherente ser buena persona como individuo y mala persona como líder?. No es coherente pero si un comportamiento demasiado frecuente en política.
  • Una típica descarga de conciencias sería: Lo que es bueno para “mi gente”, “mis amigos”, aunque malo para mis adversarios y enemigos ¿lo hago o no lo hago?. Si lo hago, a la larga mi gente se va a poner contenta, mas si no lo hago mi gente va a comenzar a desconfiar de mi conducción y mis enemigos se envalentonarán. Una actitud distinta podría ser: si por comprensión y compasión decido no hacerlo podría intentar justificar mi decisión ante mi gente y amigos e incluso podría estar preparado para disuadir los avances y envalentonamientos de los enemigos. ¿Podría ser este un razonamiento “a lo Obama”?

 Consecuencialismo

El consecuencialismo propone que una acción moralmente correcta sería aquella que produce un “buen” resultado, a diferencia de la “deontología” que propone que lo correcto o incorrecto de una acción deriva no del resultado sino del carácter del acto en sí mismo. También se diferencia de la “ética de la virtud” centrada en el carácter del agente  más que en la naturaleza o la consecuencia de la acción. Veamos un ejemplo: Mentir. El consecuencialismo arguye que mentir está mal por las consecuencias negativas del acto. La deontología podría argüir que mentir es siempre incorrecto, independientemente de potenciales bondades derivadas de mentir. Finalmente, un partidario de la ética de la virtud argüiría que  la simple decisión de estar dispuesto a mentir habla del carácter –incorrecto- de la persona y de su comportamiento moral.

Política del Poder

ES un término afín y a veces confundido con realpolitik. Es un modelo de relaciones internacionales “pre-beligerante” y de atemorización mutua entre naciones, un decir “aquí estamos nosotros” mediante señales las más de las veces amenazantes y priorizando los interés nacionales sobre los de los demás. Ejemplos de estas amenazas son: amenaza nuclear, bacteriológica, hambrunas, exageradas militarizaciones de fronteras, guerras e invasiones preventivas pretextando problemas de seguridad nacional,  sanciones económicas,  maniobras y campañas extorsivas internacionales, operaciones encubiertas, siembra de guerras asimétricas, fomentar directa e indirectamente que los potenciales enemigos se desangren, “pase de la pelota” eludiendo posibilidades de mayor confrontación, y muchas variantes derivadas de la “guerra fría”.

Noopolitik

Finalmente tenemos este neologismo surgido en los albores de la Sociedad de la Información sustentada en redes. Aconsejamos leer al respecto el trabajo The Emergence of Noopolitik – Toward an American, Information Strategy, Emergencia de la Noopolítica Hacia una Estrategia Informativa para Estados Unidos de América, de John Arquilla, experto en Redes Militares y David Ronfeldt, preparado para el Departamento de Defensa de Estados Unidos como propuesta de Sistema Informativo de los Estados Unidos de América, año 1999, por la Organización RAND.

Fundamentalmente trata del dominio y control del Ciberespacio y de las distintas formas, tácticas y estrategias de las guerras informáticas –i-wars-. Ver también el proyecto TIA, Total Information Awareness, Sistema de Detección Total de la Información del Ciberespacio, de la IAO, Information Awareness Office, Oficina de Detección Total de la Información, perteneciente a DARPA, Agencia de Proyectos Avanzados Para la Defensa Nacional (Estados Unidos de América), madre de la actual Internet.

Tags: realpolitik, guerra fría, entente, TIA, halcones de Washington, darpa, dod, IAO, La Coalición, iamb, naciones unidas, cpa, gobierno provisional de la coalición, MNF-I, fuerza multinacional para Irak, segunda geurar del golfo pérsico, bipolaridad, unipolaridad, tercera guerra mundial, mundo bipolar, armas convencionales, armas de destrucción masiva, krupp, bayer, microsoft, novartis, nwo, nuevo orden mundial, mundo uno, bandas armadas, ántrax, pánico colectivo, consecuencialismo, maquiavelo, chanakya, maquiavelo hindú, cardenal Richelieu, Otto von Bismarck. Bismarck, adolf hitler, Neville Chamberlain, Henry Kissinger, John Stuart Mills, Jeremy Bentham, Peter Singer, Philip Pettit, Shelly Kagan, Salvador Allende, principios morales, hobbes, hobbiana, Obama, deontología, ética de la virtud, política del poder, amenzaza nuclear, amenaza bacteriológica, hambrunas, militarización de fronteras, pase de pelota, sanciones económicas, campañas extorsivas internacionales, noopolitik, john Arquilla, david Ronfeldt, rand, rand organization, organización Rand, i-wars,

Anuncios

Crisis Mundial – Globalización II

mayo 7, 2009

 

 

Serie Globalización

Extraída de la Sección Geopolítica de La Enciclopedia Latinoamericana

Actualizada a Abril 2009

glob2_anm2 

By Juan Chamero, Caece University at Buenos Aires, Argentine, April 25th 2009

 

Globalización II

Justicia Distributiva

 

liberty_statue

Estatua de La Libertad

 

Introducción

Algunas otras fuentes consultadas: Global Justice Now, Justicia Global Ahora; TradeJusticeCampaign, Campaña Justicia Comercio Mundial; Global Justice, Justicia Global, según Wikipedia.

 Es realmente muy difícil tratar de encontrar un credo común entre los distintos grupos que se oponen al actual sistema económico dominante y en particular a la Globalización. Por otra parte, como ya hemos analizado en nuestro artículo Globalidad I, están apareciendo grupos menos radicalizados aunque no por eso menos firmes, que sustentan que el problema no reside en la Globalización sino en su mal aprovechamiento.

 Un Mundo Justo

  Un mundo más justo, es sin lugar a dudas el tema central al que absolutamente nadie puede dejar de considerar. A su manera, las grandes corporaciones, también lo pretenden pero de la boca para afuera. Los defensores del neocapitalismo y los grandes ejecutivos de las grandes corporaciones internacionales están íntimamente convencidos, aunque se cuidan de decirlo públicamente, de que el que queda fuera del sistema y cae en la miseria es porque es realmente inferior, no está bien preparado para la lucha por la vida en las actuales condiciones.

Lo realmente cierto y alarmante es que de los 6.000 millones de personas que habitamos éste planeta 1.200 viven con menos de un dólar diario y que la tasa de “presión social”, definida como la relación entre los que más ganan a los que menos ganan dentro de una economía nacional, está adquiriendo niveles alarmantes para prácticamente todas las naciones de la tierra incluso las altamente desarrolladas.

Si en un país altamente desarrollado, los ejecutivos ganan en promedio 10.000 dólares al mes y la gran masa de la clase media de la PEA, Población Económicamente Activa, gana digamos 1.000 dólares mensuales, hay una presión social de valor 10 fuerte pero soportable en la medida que en el nivel inferior se puedan satisfacer las necesidades básicas con esos 1.000 dólares. Pero si por el contrario, tenemos un país en el que los ejecutivos ganan en promedio 10.000 dólares mensuales y la “clase media” se ha convertido ya en una “clase pobre” por ganar 100 dólares mensuales, hay una presión social prácticamente insoportable de 100 a 1 y esto se agrava aún más si con esos 100 dólares no se pueden satisfacer las necesidades humanas básicas.

Creemos que el ser humano es intrínsecamente desigual en cuanto a sus aspiraciones no en cuanto a sus talentos y no habría problema en que unos pocos acumulen demasiado capital en la medida que todos, absolutamente todos, puedan satisfacer sus necesidades básicas.

Nota: según el Banco Mundial el 18% de la humanidad vive debajo de la línea de pobreza, estimada en 2 dólares diarios

 

El concepto de Justicia Distributiva

El término “Justicia Distributiva” además de controvertida no es aún un concepto en el sentido de poseer un significado preciso. Presentamos aquí sus más significativas acepciones:

  • Realismo, según Kenneth Waltz: No hay obligación de ayudar al pobre, al menos que al hacerlo se cumpla un fin estratégico del Estado. El sistema “Estado” es una institución fundamental global y que no reconoce alternativas.
  • Particularismo: Michael Walzer: Es falsa la creencia en la universalidad de la moral, pues los estadnadares objetivos éticos varían de cultura a cultura y de sociedad a sociedad. No deberíamos aplicar el mismo criterio de justicia distributiva a los extranjeros que a los compatriotas. Y los Estados nacionales que expresan los sobreentendidos éticos compratidos por sus gentes son las instituciones apropiadas para administrar localmente las diferentes justicias.
  • Nacionalismo: David Miller: La justicia distributiva es un tema a ser tratado dentro de las naciones pero no necesariamente entre ellas. Y un sistema de Estados nacionales es el organizador apropiado de una justicia para todos, en sus grupos asociativos distintivos.  
  • Sociedad de Estados: John Rawls: Diferentes justicias se aplican a casos domésticos e internacionales. Aún si la justicia requiriera igualitarismo dentro de los Estados, ello no implicaría “entre ellos”. Un sistema de cooperación de Estados independientes sería la institución global justa. Rawls describe a este ideal como “utopía realista”.
  • Cosmopolitanismo: Peter Singer, Thomas Pogge, y Kai Nielsen: El Cosmopolitanismo sotiene que algunas formas de universalismo moral son ciertas, y por ello todos los humanos, y no simplemente compatriotas o co-ciudadanos, caen dentro del espectro de Justicia.

 

La condonación de la Deuda Externa

Les sugerimos ver nuestro ensayo sobre el tema. La conclusión, es que es absolutamente imposible de pagar de no cambiar las actuales reglas de juego de la distribución de la riqueza en el mundo. Consideramos que hay que pagar la Deuda Externa pero para ello hay que crear fuentes de trabajo. Sin trabajo hay miseria y a la larga genocidio, no solo para los desamparados sino para los ricos, pues el sistema deja de ser sustentable y muere, no hay consumo y el capital deja de generar más capital. Con trabajo hay vida, dignidad y ahorro, para pagar las deudas primero y para crecer en segunda prioridad.

Hay que imponer limitaciones al crecimiento del capital a costa de vitalidad

El concepto de capital ya está instaurado en nuestras culturas y no tiene demasiado sentido hablar de antinomias capital – trabajo. El capital ya sea real o virtual o de intercambio es una realidad necesaria. Lo inadmisible es que crezca a costa de vitalidad y a la larga de vidas. El crecimiento del capital a costa de vitalidad paralizará a la vida en la tierra y eso es lo que se conoce como “capitalismo salvaje”.

Han aparecido ideas interesantes para limitar al menos su especulación irracional yendo de allá para acá destruyendo fuentes de trabajo locales. Una de las más interesantes es la propuesta por el premio Nóbel de Economía James Tobin en el año 1972, conocida justamente como “Tasa Tobin” y promovida por ATTAC.  Lo realmente interesante y de futuro es que sería la semilla de un nuevo sistema de fiscalización internacional y a la larga, de redistribución de la riqueza. Es éste un claro ejemplo de lucha pacífica con posibilidades de crecimiento sostenido.

Desdichadamente, las organizaciones antisistema consideran a las Organizaciones Internacionales que canalizan y ordenan la actividad económica y comercial internacional son el principal enemigo. Creemos que es un enfoque incorrecto. Esas organizaciones hacen lo que pueden. Las soluciones no van a venir de esas organizaciones hacia las naciones sino desde las naciones hacia las organizaciones internacionales.

 Son los Estados Nacionales los que tienen que reaccionar

El verdadero poder de control sigue estando “todavía” en manos de los Estados Nacionales aunque hay que reconocer que hay una tendencia a pasar a manos de las grandes corporaciones. En las democracias hay que luchar políticamente para regular la acción de la economía desde sus gobiernos. Veamos lo que ocurre en nuestra región. Nuestros gobiernos tienen enormes e impagables Deudas Externas. Para seguir pagando sus servicios piden y piden vendiendo hasta “las joyas de la abuela”, endeudándose más y más, pero para seguir mal usando los créditos recibidos, sin siquiera tomar medidas económicas internas radicales. Al no tomarlas, están alimentando soluciones “radicalizadas” desde el seno de sus pueblos.

La Protección del Medio Ambiente, del Desarrollo Sustentable y de los Derechos Humanos forman parte de la estrategia de lucha pacífica con posibilidades de crecimiento sostenido y de éxito. Una semilla en la protección del medio ambiente son las medidas acordadas en la Cumbre de Kioto,  si bien son insuficientes para evitar el calentamiento global del planeta.

Los Derechos Humanos en cambio peligran, sobre todo si desgraciadamente entramos en una nueva guerra planetaria. Estados Unidos, país líder en esos derechos, podría sentirse inclinado a amordazarlos por cuestiones de seguridad, creando un clima de desconfianza y de segregación de minorías “sospechosas”. Este comportamiento podría dar señales de vía libre a los siempre latentes grupos totalitarios y fascistas de la región y del mundo en general, es decir, la llegada de la hora del sable y del águila sobre el apretón de manos y la paloma.

 Tags: Global Justice Now, justicia global, Trade Justice, Justicia Comercial, Mundo Justo, neocapitalismo, presión social, PEA, Población Económicamente Activa, Banco Mundial, Kenneth Waltz, Michale Walzer, David Muller, John Rawls, Peter Singer, Thomas Pogge, Kai Nielsen, deuda externa, condonación Deuda Externa, Ja,es Tobin, antisistema, Estados nacionales, Protección del Medio Ambiente, Cumbre de Kioto, Derechos Humanos, grupos totalitarios, grupos fascistas, attac


A %d blogueros les gusta esto: